Amigo Alfredo.

 

Amigo Alfredo,

leedor de pensamientos,

volátil en la voz y en la palabra,

tan religiosamente sutil

en lo bien dicho,

sin decir nada

desde el empolvado nicho.

Retengo recuerdos

en cofres medio abiertos.

Retengo los muebles,

las flores secas

y los libros, ¡ay, los libros!

Porque hubo un nombre,

una cara, una voz

detrás de ellos que,

aún retumba el amor que les tuvimos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s