Apuntes # 2

Desapareció con la terrible tormenta. Lo busquó. Lo llamó. Lo lamentó como una madre de “los desaparecidos.” Cada día su recuerdo se acostaba sobre el sofá donde estuvo su cuerpo caliente desde pequeñito. Cada día miraba por si lo veía junto a un árbol, bajo un farol, o cada planta de figura larga y geométrica. Pero nunca volvió, su perro seguido por su cola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s